Archivo de la etiqueta: consejos mascotas

Los peligros de asomarse por la ventanilla del coche

Con la llegada de las altas temperaturas muchos perros adoptan la costumbre de sacar la cabeza por la ventanilla durante los paseos en coche para refrescarse. Puede parecernos curioso, e incluso gracioso, pero lo cierto es que haciendo esto el animal se expone a numerosos peligros. Por ello exponemos una serie de motivos por lo que no debemos permitir que nuestra mascota adquiera este hábito.

perros-sacan-cabeza-auto

Para empezar, el perro no debería alcanzar a la ventanilla, ya  que tiene que viajar en una jaula o transportín, o atado con un cinturón especial. Con ello lo protegemos tanto a él como a nosotros, pues si el animal decidiera por algún motivo moverse rápidamente por el coche podría causar un accidente. Otro dato a tener en cuenta es que cualquier movimiento que realicemos con el coche puede causar importantes lesiones cervicales a nuestra mascota si mantiene la cabeza fuera de la ventanilla en ese momento. De hecho, podría sufrir serios traumatismos, provocando graves consecuencias que a veces llegan a ser mortales. En el peor de los casos, el perro puede incluso caerse a la carretera, poniendo también en riesgo la vida del resto de los conductores.

Por otro lado, no debemos olvidar que el instinto de estos animales es muy intenso, lo que les hace impredecibles. Por ello cualquier pequeño factor como otro perro en celo, un gato o una pelota puede hacer que el can salte del coche.

Además, nuestra mascota podría ser dañada por algún objeto que arrojen desde los vehículos anteriores, como colillas, bolsas o cualquier otro deshecho. Los objetos estáticos como árboles también pueden impactar contra su cabeza, causando fatales consecuencias.

Por último, el aire que recibe el perro arrastra un sinfín de partículas que llegan a toda velocidad, introduciéndose en sus orejas, nariz y ojos. Esto da lugar a problemas como otitis, dificultades en la respiración e infecciones.

Para mantener seguro a nuestros amigos en Toutmignon.net contamos con una variedad de accesorios para mascotas como asiento de coche, transportines, etc

Juegos que debemos evitar con nuestra mascota

Evitemos los juegos que sacan “lo peor” de nuestro perrito. Los juegos de caza estarían en las primeras posiciones de la lista. “Si su perrito está corriendo y nosotros le perseguimos, ello sitúa a nuestra mascota en la posición de líder”. Otro tipo de “caza” que debe evitarse es cuando perseguimos al perrito cuando lleva en la boca un calcetín o cualquier otro objeto que no debería haber agarrado. “Normalmente el perrito corre por la casa con un calcetín en su boca y los niños le persiguen”, “El perrito cree que tiene el control de la situación y se muestra muy posesivo del calcetín, hasta que finalmente se le sujeta o se le acorrala, siendo éste el típico momento en que suelen morder”.

Wanna Play?

“El impedir que agarre algo” es otro juego a evitar. “Es un problema porque inicia una competición entre tú y tu mascota”. “Si tiene un palito que quiere impedir que toque su perrito. La única manera que tiene el perrito de atrapar el palo es con su boca. Si accidentalmente nos muerde y entonces soltamos el palo, el perrito llega a la conclusión que el mordisco es una buena manera para conseguirlo, y por tanto tenderá a morder en futuras ocasiones.”

Evite los juegos en los que uno es el ganador y el otro el perdedor. Los mejores juegos, según Wright, son los que tanto tú como tu perro resultan ganadores.

¿Y jugar a tirar cada uno del extremo de una cuerda?

“Si tu mascota no muestra signos de agresión durante el juego en general, y si no es una raza especialmente grande o fuerte, no hay problema en estirar cada uno del extremo de una cuerda”. Recuerde que muchos perritos gruñen cuando juegan al tirar de los extremos de una cuerda, y si no estamos seguros de si es un gruñido “amigable” o agresivo, mejor evitar este juego.

El tirar de los extremos de una cuerda debe jugarse “siguiendo unas reglas” para ser constructivo. Esto es, el propietario debe iniciar el juego, y debe ser capaz también de finalizar el juego cuando sea necesario. Para empezar el juego, sujete la cuerda y ordene al perrito que la agarre. Si el perrito agita el juguete, ordénele que lo suelte, y que se siente. Cuando lo haga, puede volver a jugar. Cuando acabe, guarde el juguete.

“Si deja el juguete a su alcance, el perrito lo agarrará y pensará que ha ganado porque ahora él tiene el objeto de valor por el cuál los dos han estado luchando; y ello no ayuda a su imagen de líder”.

El tipo de juego ideal se basa en ayudar a mantener en forma a tu mascota y a mostrarle su papel en la familia. Pero el juego no sólo beneficia a tu perrito. Pasamos la mayor parte del día preocupados por el trabajo, viajes largos y otros problemas del día a día.

“Cuando juegas con tu perrito, se evade de todos sus problemas… al menos durante un rato”, comenta Wilson. “Puede que sea el único momento del día en el que se lo pase bien. Pero además, podremos liberar estrés… y nuestro perro también.” Y esta es una situación en la que todos ganan.

 

Tips para saber cuando tu perro esta estresado

Hay situaciones diarias en la vida de tu perro que pueden provocarle un nivel de ansiedad elevado y que debes intentar evitar para asegurarle una mayor y mejor calidad de vida.

estres mascota estresados

1.- El bostezo es la señal menos intensa de estrés, sin embargo, hay señales claras como el ladrido excesivo, destrozos en el jardín, roer muebles, orinarse y defecar en casa continuamente, lamido de patas continuo, perseguirse la cola de manera compulsiva, depresión, falta de apetito… Son claras señales de un perro estresado por diversas situaciones cotidianas.

2.- La falta de ejercicio físico. Es la peor de todas, la que más estrés produce en el perro y en la que menos caemos a la hora de ponerle solución. Un mínimo de ejercicio diario y adaptado a las necesidades del perro reducirá considerablemente su estrés, y por ende, las malas conductas.

3-. El aburrimiento. El aburrimiento desquicia: el llevar una rutina diaria de siempre hacer las mismas cosas. Ejemplo; pasear siempre por los mismos sitios, ver siempre la misma gente y los mismos perros. Procura variar los entornos por los que se suele mover tu perro, cambia de ruta, deja que descubra nuevos olores, que explore nuevos ambiente.

4.- La misma comida cada día. No obligues a tu perro a comer siempre la misma comida. ¿Te imaginas comer cada día siempre lo mismo? Es que aunque fuera tu plato favorito lo acabarías aborreciendo. Puedes variar las croquetas (intenta que siempre sean naturales), alternar las croquetas con alimento deshidratado, combinar las croquetas con trocitos de pechuga de pollo o jamón cocido.

5.- Pasar demasiadas horas solos: Procura no dejar a tu perro solo durante más de 5 ó 6 horas, busca alternativas: una guardería canina, un familiar con el que se pueda quedar, escapadas que puedas hacer para reconfortarlo, etc.

6.- Estar atado o encerrado. Un perro atado es un perro maltratado. Un perro jamás debe vivir atado o encerrado en el balcón o terraza el resto de su vida. Por naturaleza, el perro tiene necesidad de moverse, explorar, oler, descubrir… Es tan fácil como ponerse en su lugar.

7.- Tener prohibida la entrada en casa. El perro es una animal de manada, necesita sentir que forma parte de una. En muchos hogares, se tiende a tener el perro fuera en su caseta y no permitir la entrada donde toda su familia está. El sentimiento del perro es de rechazo absoluto. En este sentido, si tenemos el perro viviendo en el jardín, es muy recomendable, que durante el día tengo acceso a casa. De lo contrario, vivirá en un estrés continuo.

8.- Interacciones estresantes en casa. Si el perro vive con otros perros o con niños, tiene muchas posibilidades de estresarse. Los gritos, los problemas de posesión, de territorio, de no dejarle que descanse,  se convierten en una fuente de estrés para el perro que puede no saber gestionar y que lleve a que algún día se le escape un mordisco. Para evitar esto, es positivo dejar espacio al perro, y educar a los niños cuando pueden y cuando no relacionarse con el perro, eso sí, siempre con calma y sin movimientos bruscos.

9.- Paseos de ahogo. Nos referimos a esos paseos en el que el perro se tira todo el paseo ahogándose con la correa. Aprende a educar a pasear a tu perro sin tirones, así como sin correa por las zonas donde se pueda, y dejar que sea un espíritu libre en el mejor momento del día para tu perro.

10.- Los desconocidos. Hay perros muy sociables y hay perros que no lo son tanto, y hay personas que no saben respetar el espacio vital de los perros. Esas personas que se dirigen a perros y directamente le dan palmadas en la cabeza o lomo, es para estresarse, ¿o no te pasaría a ti si viniera un completo desconocido a darte un abrazo o palmadas en la espalda?

11.- La falta de relación con otros perros. Muchas veces, vamos paseando con el perro y no permitimos que se acerque a otros perros. En este sentido, algo estresante para ellos es querer relacionarse con otros perros y no poder hacerlo como toca.

Como ves, situaciones muy cotidianas, que suelen darse casi a diario, y  que tienen muy fácil solución, pudiendo mejorar la calidad de vida del perro, tanto a nivel físico como a nivel emocional.

Fuente: Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino

 

Como cuidar a tu mascota en Verano

 

canstockphoto15018200

Los perros y los gatos regulan sus temperatura corporal mediante el sudor que desprenden por las almohadillas de sus patas y el lamido de su pelo. Sin embargo, esta ayuda no siempre es suficiente. El calor puede ser mas perjudicial en algunas razas, como por Ejemplo:

Perros de hocico pequeño y nariz chata: Bulldog francés e ingles, carlino, boxer.

Gatos persas y de pelaje oscuro

Animales con mucho pelo

Cortar el pelo puede ser recomendable en perros de pelo muy largo, pese a ello se recomienda no cortar demasiado para evitar que la piel quede muy expuesta a los rayos del sol. Al fin y al cabo, el pelo también ayuda a evitar las quemaduras.

Por otra parte, si optas por no cortar el pelaje, si cepillas a tu mascota a diario le ayudarás a desprenderse de ese pelo sobrante.

El Sol alcanza su mayor grado de incidencia entre las 12.00 y las 16.00 horas. Entre estos intervalos no se acoseja pasear a ningún animal. Siempre es preferible optar por las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde-noche para reducir el riesgo de los temidos golpes de calor.

Si sales en coche, intenta no dejar a tu animal dentro. Según apuntan los expertos veterinarios, con 40ºC en el exterior la temperatura de un automóvil podría alcanzar los 50 grados en solo diez minutos -incluso con parte de la ventanilla bajada-. Dentro del hogar, si tienes un balcón o una terraza, es importante que la mascota disponga siempre de agua fresca y espacios con zonas de sombra.

¿Qué sucede si tu mascota sufre un golpe de calor? No es necesario que cunda el pánico, pero síes preciso que intentes llevarlo al veterinario lo antes posible. El especialista sabrá cómo tratarlo.

Igualmente, en el camino al veterinario puedes ayudar a tu mascota humedeciendo su nariz, boca, ingles, axilas y cuello. Eso sí, evita hacerlo con agua muy fría. No te pongas nervioso y no obligues a tu mascota a beber agua si no quiere, su respiración probablemente estará acelerada y le costará hacerlo.

El cáncer de piel también afecta a las mascotas. El abdomen, la nariz, las orejas y el interior de las piernas suelen ser los puntos más delicados de los perros y gatos. Estas partes corporales son las más propensas a sufrir cáncer de piel. Por ello es conveniente que consultes al veterinario si percibes que aparece alguna mancha o elemento extraño tras la exposicion al Sol.

 

Mi perro ladra muchisimo ¿Que hacer?

Controlar los ladridos de nuestro perro es una parte importante de responsabilidad como dueños. Ya que los ladridos excesivos pueden resultarnos molestos, no solo a nosotros también al vecino.

Perroladrador

Controlar los ladridos del perro es una parte vital en nuestra responsabilidad como dueño. Al fin y al cabo, los ladridos de nuestra mascota pueden resultarnos molestos a nosotros y a nuestro vecinos. Por eso te damos unos simples consejos, en las situaciones más habituales, para que puedas ayudar a tu mascota y así que deje de ladrar.

El primer paso para solucionar un problema de estas características es el entender por qué ladra el perro. Algunas perros ladran porque quieren hacerte saber algo. O puede que tengan hambre, quieren jugar o que simplemente tienen sed. Si se pasa de los límites razonables, debemos enseñarle otras maneras de atraer la atención, como darle la pata o esperar cerca de la puerta o incluso del bol de comida.

Muchos perros comienzan a ladrar cuando ven a otros perros, para invitar a estos a jugar con ellos. Esto es muy normal, pero tu eres el que decides la cantidad de ladridos que son aceptables, y hacer callar al perro antes de que empiece a jugar.

Si tu perro se queda sólo, puede ladrar. Intenta dejar puesta la radio o tv para proporcionarle algún ruido humano que le resulte familiar. Además puedes darle algunos juguetes que requieran un trabajo y atención adicional para mantenerlo ocupado mientras estás fuera de casa.

Una gran manera de reducir la ansiedad de tu perro, es darle una vieja prenda de ropa sin lavar o algo que contenga un fuerte olor a la familia. En cuanto vuelvas, juega con el perro y haz ejercicio con él. El perro te habrá echado de menos y no hay mejor manera de restablecer el vínculo que realizando ejercicio.

 

Formas de proteger al perro de la lluvia

Nuestro  perrito necesita salir a pasear y hacer sus necesidades. Entonces, ¿qué hacer cuando afuera diluvia? En este artículo se explican  formas de proteger al perro de la lluvia. Los Impermeables, botitas para perros y los paraguas  ya no son exclusivos de las personas.  Además, para los animales más miedosos y otros con problemas de movilidad, las carreolas caninas se adaptan y se arman con útiles protectores para la lluvia.

0710142

Hay perros que adoran la idea de salir de paseo bajo la lluvia. Sin embargo, lo cierto es que otros muchos lo aceptan a regañadientes (no tienen más remedio) y tampoco es extraño encontrar animales que temen las tormentas o que pasan frío cuando se mojan. En estos casos, un buen impermeable para el perro es una buena idea.

Los impermeables para el perro disponen a menudo de velcros para ajustarse al cuerpo de nuestro peludo amigo. También es práctico que cuenten con tiras reflectantes, que mejoran la visibilidad del animal bajo la lluvia (relevante, sobre todo, en ciudad o cuando el paseo transcurre cerca de una carretera). Por lo demás, los hay de diferentes tamaños y con diseños para todos los gustos.

La mayoría de los impermeables caninos cuentan con un gorro para mantener seca (en la medida de lo posible) la cabeza de nuestro perrito.

Las invernales botas para perros tampoco son ya una opción exclusiva de los humanos. Este particular calzado impermeable también entra en el armario canino, con el fin de proteger las patas del can bajo la borrasca. En cualquier caso, poner unas botas al perro no siempre es una tarea sencilla. Menos cuando no está habituado. Conviene acostumbrar al perro poco a poco y comenzar con pequeñas caminatas -pueden ser en casa- antes de aventurarse con un largo paseo bajo la lluvia.

No todos los perros disfrutan del agua. Sin embargo, los paseos son necesarios, brille el sol o diluvie. Por ello, conviene tener en cuenta algunas pautas útiles para pasear en los días grises con nuestro perro:

  • Optar por una zona arbolada o que cuente con soportales y edificios donde resguardarse del agua con el perro.
  • Nuestro paraguas también es útil para proteger al perro de la lluvia. Elegir uno grande facilita que los dos (propietario y perro) queden a cubierto en caso de necesidad.
  • Los impermeables (mejor con gorro) son una prenda cómoda para caminar con un animal durante los días grises.
  • Una vez en casa, es importante secar al perro con detenimiento y asegurarse de que el pelaje ha perdido la humedad. En ocasiones, puede ser necesario utilizar un secador.

 

 

 

El comportamiento del perro según el movimiento de su cola

Muchas veces nuestro peludin se comunica con nosotros a través de la cola. Debemos aprender a interpretar los movimientos para tratar de saber que quiere decirnos. Igual que nosotros, necesitan mostrar su estado de ánimo y expresar sus emociones.

La cola es su parte del cuerpo más expresiva, seguida de las orejas. Cada uno de sus movimientos significa una cosa distinta, ya sea dirigido a nosotros o a los perros con los que se relacione. Se trata de movimientos totalmente instintivos, igual que nosotros hacemos gestos o mostramos nuestras emociones con la expresión facial.

Algunos de los movimientos de cola más habituales que nos podemos encontrar en los perros son:

  • El autoritario: con la cola levantada, nos está mostrando su autoridad. De algún modo quiere imponer y demostrar quién manda.
  • La cola entre las patas: con esta posición expresa el miedo, el perro se siente asustado y con temor a ser agredido.
  • La detectivesca: con la cola extendida horizontalmente, nos indica que está mostrando interés en alguna cosa. Está investigando y explorando.
  • La relajada: con la cola baja, lejos de las patas traseras, el perro se siente tranquilo y relajado. Es muy habitual cuando acaba cansado después de un día largo y agotador.
  • El círculo: cuando hace movimientos en forma de círculo, nos está indicando que está motivado y que tiene ganas de jugar. Está pidiendo su atención.
  • El péndulo: con la cola baja con movimientos de un lado a otro, puede que nos quiera decir dos cosas: que está ansioso por vernos, o bien que está impaciente. Este movimiento es muy habitual justo antes de sacarlo a pasear, cuando ve nuestras intenciones, y también cuando prevé que vamos a darle comida.

Fuente: Instituto Perro